Las wifi públicas pueden ser peligrosas para tus datos

Por qué usar redes wifi públicas puede ser peligroso para tus datos

26 julio, 2018 / POR / EN Sin categoría

Evita el uso de este tipo de redes o sigue estos consejos si no te queda más remedio que conectarte

Es cada vez más habitual. Estamos en el aeropuerto, en una cafetería o en un hotel y nos conectamos a la red wifi gratuita que ofrecen este tipo de establecimientos para así poder hacer gestiones sin problemas si estamos en un país extranjero o ahorrarnos datos si estamos en nuestro país. Sin embargo, este tipo de redes wifi gratuitas (normalmente abiertas y sin necesidad de contraseña) entrañan bastantes peligros y amenazas para la seguridad de nuestros datos y equipos.

Incluso en el caso de que la red cuente con contraseña, al ser pública y utilizada por muchas personas, tampoco la seguridad es fuerte. Por no hablar de las que ni siquiera tienen contraseña para acceder a ellas, que no están cifradas y, por tanto, no protegen la información que circula a través de ellas.

El propio administrador de la red podría acceder al tráfico que se produce en ella. Pero no es el único riesgo. Cualquier persona que tenga unos mínimos conocimientos informático podría colocar algún tipo de malware en esta red e infectar a las personas que se conecten, de forma que nuestra navegación pueda ser espiada y nuestros datos robados.

También hay casos en los que un ciberdelincuente crea un punto de acceso wifi falso. ¿Qué es esto? Pues esta persona crea una red wifi y le pone el nombre que estime oportuno. Para ello, sólo necesita un portátil y una antena, o simplemente un dispositivo móvil. Le puede poner como nombre ‘Wifi restaurante gratis’ e instalar el punto en un restaurante cualquiera, de forma que las personas que la vean pueden creer que es una red legítima del establecimiento en el que están y se conectan, con lo que todos los datos y el tráfico de su navegación pasan por las manos del ciberdelincuente.

En momentos como los actuales, en los que la normativa establece un especial cuidado con la protección de datos, es importante que conozcamos este tipo de riesgos. Es más, si tenemos una empresa es fundamental advertir a nuestros empleados de que no usen este tipo de redes para conectarse y atender temas relacionados con su empleo, ya que se podrían ver comprometidos los datos de la empresa.

En general, nuestra encarecida recomendación es que no nos conectemos a este tipo de redes, ya sea para cuestiones personales o profesionales. Es mucho más seguro usar los datos de tu tarifa móvil si es posible. Por ahorrarnos unos cuantos datos no merece la pena el riesgo. No obstante, si no nos queda más remedio que conectarnos a una red de este tipo por lo que sea, siempre hay algunas medidas de seguridad que podemos tomar para prevenir posibles problemas:

  1. La primera de ellas es que, si vamos a conectarnos, es preferible acceder a una red con seguridad WPA, WPA2 o las nuevas WPA3. Las redes abiertas y con seguridad WEP son totalmente inseguras.
  2. Otra recomendación básica es que desactives las actualizaciones en segundo plano en tu dispositivo cuando vayas a conectarte a este tipo de redes. Si, por ejemplo, te conectas para leer el periódico, puedes pensar que tus datos no se están viendo comprometidos, pero en los móviles actuales hay aplicaciones (como, por ejemplo, las de correo electrónico o redes sociales) que siguen funcionando en segundo plano aunque no hayas entrado en ellas. Por eso, es importante desactivar estas actualizaciones en segundo plano.
  3. Evitar el envío de posibles datos sensibles o hacer operaciones bancarias es otra de las recomendaciones. Si no nos queda más remedio que hacerlo, podemos hacerlo a través de una VPN (Virtual Private Network). ¿Y qué es esto? Pues, explicado de una forma muy básica, son aplicaciones y herramientas que nos permiten conectarnos a internet a través de una especie de túnel, con lo que el tráfico viaja cifrado y nuestra navegación será más segura.
  4. Para evitar posibles puntos wifi falsos, lo primero que puedes hacer es preguntar al dueño del establecimiento el nombre de la wifi. Y, sobre todo, si tienes dudas, no te conectes.
  5. Siempre que navegues, procura hacerlo en sitios web seguros, es decir, que tengan en la url el conocido ‘https’ y el candado.
  6. No inicies sesión en servicios online que requieran la introducción de usuario y contraseña cuando estés conectado a wifis abiertas.
  7. Configura la verificación en dos pasos siempre que se pueda. Ésta permite que no sólo necesitemos nuestra contraseña para acceder a una cuenta. Así, aunque nos roben la contraseña, nuestra cuenta estará segura. Está disponible en decenas de servicios, por lo que activarla cada vez que puedas será siempre una buena idea.
  8. Es importante mantener el dispositivo correctamente actualizado y contar con antivirus y cortafuegos. Éste es un consejo de ciberseguridad básico. Las actualizaciones de los softwares, apps y programas corrigen posibles fallos de seguridad o debilidades, por lo que tener nuestros dispositivos (ordenador, móvil, tablet, etc) siempre actualizados nos ayudará a estar más seguros.
  9. Una vez termines de navegar, borra los datos de la red que hayan podido quedar memorizados en tu dispositivo. Así evitarás que éste se conecte de nuevo de forma automática si vuelves a pasar por allí.

Éstos son los principales consejos de seguridad que podemos dar ante el posible uso de redes wifi gratuitas. Pero, recuerda, lo mejor es evitar su uso siempre que se pueda.

Compártelo en...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Reply